jueves, enero 08, 2009

Momentos de inspiración semiacústica

Una de las mejores inversiones que he hecho en este mundillo de la música es mi Ibanez AFB200.


Lo tengo prácticamente adornando el salón, con su imponente estética jazzera, aunque de vez en cuando, como hoy, lo saco a pasear y me recompensa con su sonido lleno, redondo, crujiente, con su tacto blando, casi como de guitarra, su cuerpo voluminoso que se acomoda al regazo con ligereza y rotundidad y hasta el olor que despide a arce tras un buen rato de uso.


Cegado por su falta de practicidad no suelo usarlo para grabaciones pero hoy, tras un cambio de cuerdas y un quintaje y ajuste he redescubierto una vez más su encanto semiacústico. Sólamente lo iba a usar para grabar la base de Autumn Leaves (el último estándar que me han dado en clase) en clave de bossa y al final me ha tenido un buen rato improvisando, incluso sin grabarlo. De este buen rato del que acabo de despertar ha quedado una improvisación que, si bien dista mucho de ser perfecta, es fruto de una fuerte inspiración.



No es la primera vez que sintiéndome inspirado me valgo de este agradecido instrumento, ya fuera a la vuelta de un buen viaje o tras una romántico encuentro.

PD: de las dos grabaciones enlazadas, en la primera está desquintado y desajustado (era casi la primera vez que lo usaba) y en la segunda las cuerdas acusan una avanzada edad.

4 comentarios:

duckland dijo...

Bendito sea su olor a arce...
Inspirado, cuando menos.

Amyr Khan dijo...

jejej tas enamorao de ese bajo por lo que veo... nunca he probado uno acusico, debere hacerlo cuando pueda...
vaya bien!

por cierto no se donde vi una entrevista que te hacian sobre un foro o algo jaja me hizo gracia xD

Sr. Hyde dijo...

estoy interesado en comprarme uno igual, pero más pro estética que por otra cosa, necesito un sonido suave y fuera de ruidos y clicks, para conciertos con caña, pk uso muchos efectos y tal, ¿me lo recomiendas??

BaSsMaN dijo...

Para sonidos sin ruidos ni ¿clicks? lo mejor que puedes hacer es comprarte un bajo con pastillas dobles, en la gama media están bien los Ibanez SR y SRX. Un AFB no es para nada adecuado ni para conciertos ni para meter caña.