jueves, octubre 23, 2008

Fender Bassman 59: del bajo a la guitarra

La historia del Fender Bassman 59 es un caso curioso en el mundo de la amplificación. Diseñado para el bajo, ha terminado siendo uno de los amplificadores de guitarra por antonomasia.


Su antecesor directo fue el Fender Bassman de 1952, lanzado un año después del Fender Precision Bass, ante la necesidad de proporcionar amplificación específica para el recién nacido instrumento. Leo Fender pagó la novatada al diseñar un amplificador con un único altavoz de 15 pulgadas que no soportaba adecuadamente los 40W (con las consiguientes roturas) y que además producía unos graves embotados al reproducir el Mi de la cuarta cuerda.


Para solucionar estos problemas se rediseñó el Bassman con 4 altavoces de 10 pulgadas. El mayor número de altavoces permitía repartir mejor la potencia y evitar averías, mientras que su menor tamaño daba una respuesta en graves más definida y unos agudos más brillantes. No obstante, la frecuencia mínima de estos altavoces es 90Hz, lo cual hacía que se perdieran bastantes graves, pérdida acentuada al contar con un mueble abierto (open back). Ya existían en la época altavoces dedicados a reproducir correctamente las frecuencias graves mediante el sistema de bass reflex (patentado en 1932, más de 20 años atrás), y el exceso de potencia podía solucionarse modificando la etapa de potencia, por lo que posiblemente las carencias del Bassman se debieran simplemente a un mal diseño.


Sin embargo, estos defectos en la concepción del amplificador atrajeron poderosamente la atención de todo tipo de instrumentistas, desde guitarristas hasta pianistas e incluso cantantes y armonicistas. El sonido limpio del Bassman y su rango de volumen hasta alcanzar la distorsión, pasando por un overdrive suave lo hicieron el amplificador ideal para estilos emergentes como el rockabilly junto a otros ya conocidos como el blues o el country. A lo largo de la década de los 50 el amplificador fue evolucionando hasta llegar al famoso modelo de 1959, cuyo circuito es el 5F6A, el cual fue copiado por compañías como Marshall (JTM45) , y aún hoy se vende muy bien gracias a la reedición que Fender tiene en el mercado, si bien no es totalmente fiel al original.



Es difícil encontrar por Internet una muestra de sonido de un Fender Bassman original del 59, ya que abundan las de su reedición. Sirva de ejemplo un vídeo de un Bassman de 1957 con una Fender Telecaster de 1955 tocada por Jim Weider.

2 comentarios:

Bruno R. dijo...

hola bassman, felicitaciones por el blog!
Junto a mi hermano estamos construyendo un bajo y tu blog ha sido muy inspirador... gracias.

BaSsMaN dijo...

Muchas gracias!

Me parece muy interesante que un orfebre esté construyendo un bajo, puede salir algo muy curioso.