martes, octubre 24, 2006

Sobre la censura en Internet

Advierto: este post puede ser políticamente incorrecto.

Últimamente, a raíz de la compra de Youtube por Google, se está viendo el miedo a que se implante la censura en esta web. La gente se queja mucho, pero parecen olvidar que detrás de Google (y de Youtube anteriormente) hay una empresa privada. La palabra clave de todo esto es privada, es decir, lo contrapuesto a pública. Las páginas como Youtube, Myspace o cualquier foro o blog se basan en la participación de los internautas, de eso no cabe duda, pero de ahí a que éstos quieran tener derechos que no se les atribuyen en el contrato de usuario (que viene en Youtube) hay un largo trecho.

Los usuarios se quejan de que se les retiran los contenidos con copyright. Pues bien, yo me registré en Youtube y en el contrato de usuario ponía claramente que NO se pueden subir contenidos con copyright. Y ahora además se quejan de que las compañías propietarias de los derechos de gran parte de los contenidos de Youtube van a retirar todo lo que les pertenece, aludiendo a la censura. Me parece una falta de vergüenza hacer esto. No es censura, están en su derecho, y los que no lo están son los usuarios, que han incumplido un contrato bajo la manga ancha de los gestores de Youtube (no son listos ni ná). ¿Que ésa es la base del éxito de la web? Pues seguramente, tal vez por eso lo han vendido, antes de que les explotase el globo.

Hay que ser consecuente con lo que se firma: igual que no te puedes quejar de que Windows te meta spyware (en el contrato dice que lo va a hacer y tú lo aceptas, si no lo querías haberte instalado un Linux), no te puedes quejar de que te retiren contenido con copyright de Youtube.

Actitudes similares ya las he visto antes en canales de IRC y foros, donde cuando se junta bastante gente empiezan a exigir cosas como democracia o libertad de expresión al administrador, cuando es éste quien paga el alojamiento, gestiona la web y responde legalmente por ella. El foro (por ejemplo) es, por tanto, de su propiedad, y puede hacer con él lo que le venga en gana, siempre que respete la ley.

Por último, y para disuadir a quien se pueda acordar de mi familia viva y difunta, un ejemplo: imaginemos que tenemos un blog de esos tan de moda últimamente. Recibimos muchos comentarios y hay algunos que nos resultan ofensivos o incómodos, así que como moderadores y responsables de la web los borramos. De pronto, un montón de gente que nos comenta decide montar una plataforma para decirnos qué comentarios podemos borrar y cuáles no o para exigirnos que en lugar de ser uno hagamos democráticamente (ésto lo he visto en foros y en el IRC) que la gestión del blog pase a ser de una especie de junta de administradores. Incluso alguien sugiere que un juez nos sustituya en nuestra labor de moderador.

No sé a los que me leen, pero a mí me parecería una tocada de cojones en toda regla. Si el blog lo fundé yo, lo escribo yo y yo me responsabilizo de él, ¿para qué voy a hacer caso a esto? La única diferencia entre el ejemplo y Youtube es que Youtube es más grande, con más gente y con una participación más importante para la web, pero si en lugar de "blog" pongo "foro", el ejemplo también vale.

Bueno, con todo y con esto quiero decir que estoy a favor del copyleft y la cultura libre, pero absolutamente en contra de saltarse a la torera contratos y de liberar por iniciativa propia contenidos que estén bajo copyright. La imposición no es la forma de luchar, no nos deja muy bien moralmente. Es la concienciación. Menos colgar vídeos ilegalmente en Youtube y más activismo.

4 comentarios:

Linkita dijo...

¿Esto es un post sobre música y bajos? Te has saltado la temática!!

BaSsMaN dijo...

En Youtube hay contenidos musicales... y es un post sobre Internet y blogs, como el de IE7. Por cierto, Desmitificador ha reseñado otro artículo de Lola Gracia :P

Nacho dijo...

El problema es el de siempre... la ignorancia y la cultura de "esto es facil" que interesa para su consumo en masa. La gente en general ni se lee las licencias porque no les interesan, y cuando encuentran algo que en teoría no les dejan hacer sale la tan socorrida censura.

La cuestión es que hay que INFORMARSE de las cosas, tener un poco de conciencia, leer las licencias, saber dónde te mueves. Igual que la informática no es para todos (gran mentira que te venden y que sobrevive a base de pringuis, amigos informáticos y bajarte los programas de la mula en lugar de pagarlos) hay que saber distinguir las cosas. Por eso hay gente luchando para concienciar a los demás de por qué es necesario un cambio de paradigma en la filosofía de las licencias, la propiedad intelectual, el acceso a la cultura, el arte, etc...

y vaya rollazo que te he puesto sin venir a cuento... ;)

BaSsMaN dijo...

Pues has hecho bien, porque sí que venía a cuento. Muchas gracias Nacho, estoy completamente de acuerdo en que la gente en cuanto se le da un poco de manga ancha se cree que el mundo es suyo.