sábado, octubre 28, 2006

Por qué no quiero tocar en directo

Publico esto a raíz de una discusión (en el buen sentido de la palabra, no a ostias) que tuve anoche con un colega. Él, por su profesión, tiene una concepción de la música como algo mercantil, como un trabajo al que, en la medida de lo posible, hay que sacar provecho económico con conciertos, giras, etc. Así que chocamos en que yo ahora mismo no tengo ninguna gana de tocar en directo y que soy feliz ensayando; en que no tengo ambición, vamos. A continuación expongo mis razones para no querer tocar en directo y que cada uno saque sus propias conclusiones:
  1. Ahora mismo no tengo ningún grupo de directo. Me gusta Anotherway pero no es un grupo para dar conciertos en bares. Se pueden dar, pero no es una música pegadiza ni especialmente divertida, no atrae mucho al público como espectáculo que debe ser un concierto en un bar. Cada tipo de música tiene un lugar, un entorno y un público, y concibo nuestra música más para ser oída o para ser vista sentado en una terraza. No pienso esto sólo de mi grupo, sino también por ejemplo de grupos como Humbert Humbert que tocó en un bar (la Stereo), cuando no pegaban ni con cola con ese tipo de evento.
  2. No me atrae tocar ante público. Para mí la mayor satisfacción es la de estar tocando con alguien y que suene bien, que estemos compenetrados, independientemente de que se desarrolle la acción en un local de ensayo o en un escenario y de que me vean 1, 5 o 30 personas. Tal vez en este punto mi concepción de la música sea egoista, ya que no busco entretener a nadie, sino sentir que me planteo retos y los supero o bien que soy capaz de "conectar" con otros músicos.
  3. Ahora mismo no me apetece tocar en directo con Anotherway. Aún cuando ignoro el punto 1 y me dan ganas de tocar en directo, me gusta hacerlo bien, y ahora mismo no me parece que estemos en condiciones de dar un buen concierto de más de 15-20 minutos. No soporto que la mitad de nuestro repertorio sea de versiones. Si me metí en la música fue para crear mis propias composiciones, sean buenas o malas, no para tocar las de los demás. Así que estamos en una época de composición autoimpuesta para, a principios de 2007, tener un repertorio donde las versiones sean un capricho y no una necesidad.
¿Miedo al fracaso? ¿Falta de ambición? ¿Holgazanería? Es posible, pero la razón principal es la segunda, es decir, yo disfruto tocando cuando las cosas suenan bien, no cuando me aplauden. Mi música es mía (sin versiones) y para mí (sin reconocimientos). Si alguien me dice "me gusta tu música" me sentiré halagado, pero no es mi objetivo ni necesito que la gente pague por verme para sentirme músico.

3 comentarios:

ZiRRuS dijo...

Creo que lo que te pasa puede ocurrirle a cualquier persona con cualquier tema (profesión, afición, religión...).

Quieres verlo a tu manera, y hacerlo tuyo. No quieres que te corrijan o te digan "lo que hay que hacer".

¿Rebeldía? (Ya eres mayorcito)
¿Maestría? (Quizás tengas algo que dar a este mundo a parte de tu trabajo ;))
¿Madurez? (Quizás necesites algo de soledad para "crear")

En fin, creo que lo más importante, es que dejando a un lado tu desapetencia a dar conciertos con tu grupo, no te cierres en banda, al fin y al cabo la música es para ser oída, no sirve de mucho que solo la oigas tu.

Pero como he dicho antes, estas cosas pueden ocurrir con cualquier tema...

Nos vemos!

Julieta_Urbana dijo...

Me encantó la visión que tienes acerca de tocar en una banda, porque la música es para disfrutarla, no para lucrar con ella.
Realmente me gustó tu perspectiva, está bien fundamentada (me salió tecnicista el comentario...en fin). Llegué a este blog, porque como estoy aprendiendo a tocar, metí mi narizota a ver si encontraba algún datillo interesantillo.

mi blog es este...


http://www.direcciondesconocida.blogspot.com

SALUDOS!!!

Anónimo dijo...

(Soy David-guitarra Anotherway y compi del bajista loco este)

Quisiera añadir con respecto a lo que dijiste tu,y lo que dijo Zirrus; La musica se puede valorar de distintas formas, pero no mezclar los calificativos: afición y profesión. Porque a menudo estos dos datos pueden resultar antagonicos. La musica puede ser interpretada como una profesion y como bien dijo tu colega, tocar en bares y ganar dinero con ella. Pero si se considera afición, la puedes disfrutar de varias formas:enseñandola y mostrandola al resto de la gente,como dice zirrus, y q te alaben y te digan lo bien q tocas, si eso te hace sentir bien; o simplemente tocar , por el hecho de tocar y crear.

Personalmente,cuando compongo algo me gusta enseñarlo y que me digan que les parece. Pero tb disfruto muxo tocando solo, o con mas musicos, e incluso componiendo;y sin necesidad de mostrarlo en publico.