domingo, mayo 01, 2005

Trabajando duro!

Otra jornada de ensayo de 6 o 7 horas al cuerpo y algunas buenas noticias... prácticamente ya tenemos un repertorio sólido incluyendo versiones como Sweet Child O'Mine de Guns & Roses, y uno de los temas nuevos está prácticamente terminado: su nombre provisional es La Indie, pero ya se encargará nuestro querido vocalista de ponerle uno coherente con la letra. Tras el demoledor ensayo fuí a ver una especie de "festival" en el Centro de Recursos Juveniles de Cartagena, y digo "festival" porque más bien parecía organizado por uno de los grupos para poder hacer un concierto...

Tocaban 5 grupos:

- Erzfebeth: horrendos, sin duda el peor grupo que he escuchado nunca. No quiero sonar presuntuoso, pero a mí me daría vergüenza tocar en directo estando tan sumamente verde. Típico grupo de heavy metal, formado por dos guitarristas, un bajista, un baterista, un teclista y como elemento sorpresa una violinista. Cantaban uno de los guitarristas y el bajista, y se deberían plantear seriamente buscar un vocalista, porque ambos lo hacían muy mal, yéndose de tono entre sí y respecto de la canción, a lo cual hay que añadir una generosa ración de gallos que convirtieron las letras en un martirio. Técnicamente el grupo era de nivel medio, todos cumplían con los estándares mínimos del género, aunque a mi parecer el batería se excedía con un doble bombo bastante ido de compás. Lo que era una verdadera lástima era el casi nulo papel de la violinista, que si ya de por sí tenía poco volumen, era completamente tapada por el teclista, quien en un derroche de compañerismo no tuvo mejor idea que poner a su instrumento sonido de... violines! la pobre mujer parecía aburrida sobre el escenario y más de una mirada asesina mandó a su "compañero" de grupo. Originalidad casi nula, calidad técnica aceptable excepto en la voz y la batería, veredicto: muchas horas de ensayo y replantearse los roles del grupo... o quitan la violinista o le dan más papel y lo que es indispensable es que recluten un vocalista.

- Wild Side: grupo veterano en Cartagena, de temática hard/rock ochentera, tirando también hacia el metal. Todos los componentes tenían un nivel técnico bastante bueno, las canciones un tanto largas pero bien construidas y sólidas... a mi parecer, el único fallo era el cantante: todo un frontman en cuanto a estética, pero con una voz que no terminaba de cuajar en el estilo. Que no haya malentendidos, el hombre cantaba bien, pero con una evidente falta de registro agudo, que es lo que más destaca en la voz de su género. Supusieron un alivio respecto al grupo anterior.

- Blood: el grupo al que había ido a ver. Según tenía entendido, tenían influencias de Rammstein pero cantaban en castellano, así que los esperaba con ansiedad... una puesta en escena impresionante teniendo en cuenta los medios, con trajes de corte industrial, máscaras, etc. que le daban un aire bastante oscuro al concierto pero... una música prácticamente clónica del grupo alemán, cada canción no era difícil de comparar con alguna de Rammstein, hasta extremos ridículos de semejanza. Me decepcionaron por completo. Repetitivos y nada originales.

Los otros dos grupos (Semilla Animal y Tempestad) no los puedo comentar, ya que no esperé a que terminase la actuación de Blood y me volví a casa, cansado y decepcionado. La única esperanza que tengo es que nadie tenga comentarios así cuando nos oigan a nosotros... esta noche espero ver a Lazaru's Cracker, grupo que ya he visto en concierto y del que tengo muy buena opinión: música sencilla y directa, sin alardes técnicos pero compacta y honesta. Animo a todos los que vivan por Cartagena a que los vayan a ver. Un saludo.

1 comentario:

MaY dijo...

Ottia!! Sweet Child o' Mine!!! Cuando haya algo medianamente escuchable avisa!!

Es una de mis canciones favoritas, y no me canso de escuchar versiones...