domingo, octubre 02, 2005

Comentarios sobre MurciaRock 2005 (2)

Muy bien, ahora los comentarios sobre los grupos. Los vi casi todos, si me dejo alguno es que me pillaría tomando un café o cenando (no sólo de música vive el bajista).

· República Bohemia: ska con flauta, saxofón y si no recuerdo mal, teclado. Sonaron bastante bien y con mucha frescura, perfectos para caldear el ambiente.

· Sabuké: algo de flamenco-rock que no sonaba mal, pero no me sorprendió demasiado. Destacable el cantante, buena voz flamenca.

· Zanzibar Sunset Club: los tengo ya un poco vistos, pero siguen en su línea de calidad. Pegadizos y contundentes, es una lástima que al decir "pop" la presentadora desapareciese casi todo el público (en aquel momento, pre-adolescentes con camisetas de Iron Maiden y/o brazaletes de pinchos). Hicieron un par de canciones instrumentales metaleras para intentar atraer a la gente pero no resultó.

· Percusión africana: una bonita ¿improvisación? de percusión africana bien compenetrada, aunque se me hizo un poco larga, ya que prácticamente tocaron de seguido los 15/20 minutos que tenían asignados. Movieron bastante a la gente.

· Yer Soul: brit-pop de calidad, con músicos francamente buenos. Otro fracaso entre el público, por supuesto. Es una lástima que con el batería "de prestado" con el que tocaron no pudiesen tocar muchos temas propios. Las versiones de Radiohead y Beatles estuvieron muy logradas y con un toque rockero sobresaliente. Si algo tengo que echarles en cara es que me recuerdan demasiado a Radiohead.

· David de Gregorio: un cantautor argentino. ¿Se necesita más descripción? Nada del otro mundo, pero tampoco lo hacía mal.

· Super Ocho: a mi parecer, lo mejor del festival (ni qué decir que fracaso estrepitoso de público). Disco-funk perfectamente desarrollado, un cantante con un carisma increíble que se movía por el escenario sin parar y una sección rítmica que hacía imposible no ponerse a bailar como un poseso. El único defecto tal vez fue la inmovilidad del bajista, que parecía una estatua (vale que me pase a mí, pero estos ya tenían disco en el mercado antes de que yo empezase siquiera a tocar...).

· Judith: estos me causaban cierto recelo, ya que su actuación en el festival del año pasado fue poco menos que deprimente. Dejando aparte su particular sonido, han evolucionado bastante, adaptando la música a la voz del cantante para que éste no se pasara medio concierto metiendo gallos como un descosido. Muy buena la versión de Héroes del Silencio y la colaboración de un par de raperos en la última canción, aunque alargaron demasiado la despedida.

· Javi Jaleo: otro cantautor, que lo hacía rematadamente bien en este caso, hasta el punto de que el público prefería seguir oyéndolo antes que a al siguiente actuación. Ni qué decir que muy pegadizo.

· Discordia: grupo de punk típico. Lo mejor que tenían era la batería y las letras, ya que en esto del punk parece ser que está todo inventado. Originalidad poca poca.

· San Ramone Lonely Hearts Club Band: grupo formado por integrantes de otras bandas con más solera. Rockabilly acelerado que enganchó al público desde el primer momento y que daba gusto oír y mirar. El batería era increíble, con mucha fuerza y agilidad aunque no hiciese ninguna virguería técnica, y el cantante tenía todo lo que se puede esperar estéticamente del género, parecía Johnny Roqueta de El Jueves. Otro grupo que tuvo que ser prácticamente echado del escenario por la cantidad de público que pedía bis cuando su horario ya había terminado.

· Wormparade: decepcionantes. El cantante tiene una gran voz para el género (rock gótico-industrial-indie-algo), pero se repite hasta la saciedad, y tanto rítmica como armónicamente eran planos planos. Las canciones no parecían tener principio ni fin ni estribillo ni nada, y no por el estilo ni el sonido ni nada, porque versionaron Every Me Every You de Placebo y les salió bordada. La moraleja es: no hagas en estudio algo que no puedes hacer en directo, creas expectativas en el público que luego no cumples, y eso defrauda, ya que supuestamente eran cabezas de cartel y entre el público lo que más abundaba era la decepción y esa sensación de no enterarse de lo que sucede sobre el escenario.

· Nahia: otros que eran cabeza de cartel y que a mi gusto fueron decepcionantes. Traían un equipo buenísimo y carísimo, a saber: guitarras PRS, bajo Warwick Limited Edition 2004, amplificadores Mesa/Boogie con pantalla M/B también y Diezel con pantalla Bogner (casi nada, vamos). Las canciones eran poco menos que confusas, llenas de parones y contratiempos sin fundamento (de nuevo, no justificados por el estilo, ya que tocaron una versión de no-se-qué grupo del mismo estilo que sonaba de puta madre y también tenía parones y contratiempos, pero bien hechos) y daban la sensación de no tener un hilo conductor. La sonorización tampoco les hizo un favor, tocaron una o dos canciones al principio sin guitarras (por lo visto no habían hecho prueba de sonido antes) y más tarde todo sonaba confuso y con un bajo tan sumamente cargado de graves que no se diferenciaba el slap del tapping de los dedos normales y corrientes. Viendo este tipo de grupos uno se pregunta: ¿para qué dos guitarras? Esta pregunta me la repetí con varios grupos del festival; hay alguna manía extraña en meter dos guitarristas, aunque ambos hagan casi todo el rato lo mismo y con tal cantidad de distorsión que no hay diferencia notable entre una sola o dos al unísono.

· Antonio Lerroux: la decepción se mete de fondo (de rayar nada) en el patetismo. A este chaval lo habían anunciado a bombo y platillo en el foro de MurciaRock como una especia de guitar-hero adolescente. La triste realidad es la de un chaval ténicamente brillante (en velocidad), pero con una habilidad poco menos que nula para componer cualquier tema interesante. Y si en armonía era malo, en melodía mejor ni hablemos (que tampoco podríamos, porque yo no la vi por ningún sitio). No hubiera sido patético del todo si a este conjunto de defectos no se le hubiera sumado un sonido horrendo (ecualizado con el culo, parecía una rata mordiendo un violín) y una actitud de virtuoso ochentero pasado de rosca que más que admiración despertaba risa.

· Sealen: Metal, metal y por si faltaba, más metal. Grupo heavy bastante solvente, con muy buen nivel en todos los aspectos. No sé que más opinar, es que este género no es lo mío.

· Diego Cantero: increíble por todos sitios. Una banda genial, unas letras interesantes cantadas con estilo y variedad, un sonido original y a la vez comercial y todo un espectáculo. Merecedor absoluto del premio al Mejor Grupo de la Región 2005 y una apuesta comercial que dará que hablar en los próximos años. Tiempo al tiempo.

· 91 Suite: el último cabeza de cartel que quedaba por tocar es un grupo de AOR muy al estilo de Bon Jovi que ya ha hecho giras nacionales e internacionales. Muy buen sonido, nivel alto en todos los componentes pero una sensación de deja-vu en los temas, todo sonaba demasiado ochentero y manido.

· Sealen (versiones): los integrantes de Sealen con Gonzaliator (cantante de Angora) a la voz versionaron Enter Sandman de Metallica y Rock you like a Hurricane de Scorpions. Todo un espectáculo y una muestra de que tocando bien y sabiendo ecualizar, da casi igual el equipo que estés usando, sonará de puta madre.

· Luis Rodrigo: rock de corte argentino con banda murciana. Se desenvolvían con soltura aunque no eran nada del otro mundo. Las letras tenían su gracia y el cantante sabía cómo jalear al público.

Y eso fue todo lo que ví. Varias sonadas decepciones y varias sorpresas agradables. Los grupos en azul
tocaron en el escenario grande y los grupos en rojo en el escenario pequeño. En general creo que hubo la sensación de que el escenario pequeño sorprendió y el grande decepcionó un poco (sobretodo los cabeza de cartel). A ver si el año que viene tocamos nosotros...

Editado: haciendo clic en algunos de los nombres se pueden escuchar sus temas de la fonoteca de MurciaRock.

Image hosted by Photobucket.com

4 comentarios:

GoRdO dijo...

Me hubiera gustado ir pero tenia que hacer cosas aqui en mi pueblo.. Tio! no te metas con los Nahia que son de Cehegin.. bueno al menos el bajista que sin duda es el k mejor lo hace.

Funk power!!

BaSsMaN dijo...

El bajista era el mejor del grupo sí, aunque un poco exagerao :P. A mí el grupo no me termina de convencer, las canciones como muy apelotonadas. El resto de los Nahia creo que son de Totana.

T dijo...

los nahia suena a una especie de dillinger, pero esa voz destroza el estilo

para meter esas paranoias ai q meter un loco deseoso de matar, y kitar tantos coritos

y volvere a empezaaar ououuuuu (patetico)

Linkita dijo...

Buen post, te ha quedado muy profesional. Me han gustado, a pesar de las criticas.

Un saludo